Tres técnicas para combatir el COVID-19

Tres técnicas para combatir el COVID-19

Coronavirus es el tema del año, en los hogares, entre familias, en el trabajo. Sin duda, cambió nuestra forma de vivir, ¿hasta cuándo? aún no se sabe.

¿Qué hay de aquí en adelante? modificar muchas cosas, adecuar otras y considerar con mayor atención nuevas prácticas. Dentro de este último punto, es que Megan Henken, directora de gestión de productos de Medline Industries, nos comenta sobre una simple, pero muy importante técnica para combatir el Covid – 19.

# 1 Comprenda la diferencia entre limpiar y desinfectar.

La limpieza, que se refiere a eliminar la suciedad, es un paso del proceso, mientras que la desinfección, que se refiere a la eliminación de microbios, es otro. Si bien ambos son importantes, Henken dice que muchas personas los confunden y, a menudo, pasan por alto el hecho de que la limpieza debe preceder a la desinfección.
“Las instrucciones de uso de la mayoría de los desinfectantes establecen que debe eliminar la suciedad más gruesa antes de poder usarlos. Eso es porque si hay tierra en la superficie y estás aplicando el desinfectante, se reduce la eficacia del desinfectante”, dijo.

# 2 Al desinfectar, mantenga la superficie húmeda durante todo el tiempo de contacto.

El período de contacto se refiere a la cantidad de tiempo que una superficie debe permanecer visiblemente húmeda mientras se aplica un desinfectante. Puede oscilar entre 15 segundos y diez minutos, según el producto. Según Henken, los trabajadores de la salud deben prestar mucha atención al tiempo de contacto de los desinfectantes que usan y asegurarse de que mantienen las superficies mojadas durante todo el tiempo.
“Si no mantiene la superficie húmeda durante todo el tiempo de contacto, es posible que accidentalmente no termine desinfectando de la manera deseada”, aseguró.

# 3 Considere la reducción de logaritmos al elegir desinfectantes y decidir con qué frecuencia usarlos.

Los desinfectantes comunes de los supermercados tienen una reducción de tres logaritmos, lo que significa que matan el 99,9% de los gérmenes. Mientras tanto, los productos de limpieza de grado hospitalario generalmente tienen una reducción de seis logaritmos, lo que significa que matan el 99,9999% de los microbios.